Páginas vistas en total


I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 7 de marzo de 2016

Capitulo 3.Un Nuevo Comienzo

Esta obra es original. Hecha por Teresa Briseño

Capitulo anterior Aquí

Disfrútala con un sandwich

-----------------------------------------------------

FUGAZ 
Hoy es el día.
Tengo que estar preparada para conocer un poco más a mi Princesa de la Noche de Estrellas. La pase desapercibida ya que no era muy predecible que digamos. Sé que el chico me dijo la verdad. Pues su mirada era una señal de confianza y recuerdos. Conocía el don de ella hacia los demás aunque ella no lo notará, los demás estaban al tanto de ello.
Pero como pasa todo el tiempo invisible a los demás excepto de sus amigos, lo pase desapercibida. No me culpo por no haberlo notado antes. Aunque si por los otros que pasaron de largo por solo dejarme llevar por una cara bonita.
Creo que un profesor hace este conjuro, pero dudo que tengan ese tipo de poder. Aunque siempre tienen un poder bajo la manga, dudo que sea este caso.
Estoy en el cuarto blanco preparando todo para ella. Una jeringa oscura camuflajeada con las flores luces de Marte la esperaba este día. Me muero de ganas por darle de una vez su primer lado oscuro. No se como se enfrentara. Cómo defenderá su cuerpo el extraño líquido.
A veces pienso que esta chica será nuestro comienzo a una vida donde los oscuros reinaran durante al menos un tiempo.
El día de las luces se extinguirá por esta vez.
————————————————————————————————
AMANDA.
No se que pensar sobre la otra noche. No me soltó para nada Josh, ni durante el recorrido a mi habitación. Fue un poco extraño. Si he aceptado miles de veces la mano, pero no por toda la noche.
Pero no resulto incómodo. Su pequeña y delicada piel era como algo pegadizo, algo sudorosa y cálida. A pesar de eso, no quería soltarla. Esa vez no deseaba soltarla. Fue él que solto mi mano. Resulto después extraño.
Camine de mi cuarto a la enfermería con mis sólidos pensamientos de esa noche. Con su mano sosteniendo la mía, moviéndola de un lado a otro, nuestros cabellos volando con el aire artificial de la escuela galáctica y sus delicados ojos cafe miel.
No se como se vería en la transformación Josh. Me lo imagino a veces pelirrojo y cuando le dijo eso, él se enoja, odia ese color preferiría convertirse en oscuro antes de tener el pelo rojo.
Reí por sus comentarios. Siempre tomaba ese color como algo horrible. No sabia como nosotros no podíamos tener el color azul del universo de los oscuros. Pero eso es fácil de responder. Porque la oscuridad siempre tiene esos colores: azul, negro, cafe, ... En fin todo lo que es negro.
Me quedo en una puerta con todo eso olvidando a donde debo ir. Pero ya habia llegado. Estaba abierta la puerta y con una sonrisa de la doctora pase al cuarto blanco
———————————————————————————————
FUGAZ
Presentía desde antes a la princesa pero se me hizo muy raro que no pasara. Tuve que abrir la puerta para que se saliera de su nube y pasara a la gran luz blanca del cuarto. Esta chica sí que esta en las estrellas.
Si hubiera estado el chico en su lugar se hubiera llamado principe de noche, sin estrellas porque él no las persigue como ella. Él pudiera contemplarlas pero no las ve como Amanda. Ella se da cuenta del poder de ellas. Ve sus colores azul, amarillo y rojo. Los cuales los humanos han olvidado por ver mas la tierra que el lejano cielo. Mi dulce princesa esta sola sin ser comprendida por todo los demás. Por eso sera una buena líder. Sin nadie que la interrumpa al menos después de que se transforme.
- Hola Amanda, ¿te perdiste verdad?- le conteste con dulzura.
- Un poco, solo pensaba sobre... - ¿mentiría? - un amigo - la verdad a medias me agrada -.
- Debe ser uno especial - dije tomando la jeringa y un poco de algodón con alcohol - . Te dolerá un poco querida - dije pasando el algodón por su delicada piel de su hombro- como contiene la piedra Libris en su mayor esplendor, sus propiedades se adentrarán en tu cuerpo y se combinaran con todas las células. Es normal que te sientas mareada o sin sentido pero todo es parte del proceso.
En ese momento, puse la jeringa, puse el liquido camuflajeando de flores de luces a mi querida Princesa de la Noche de Estrellas.
Me moría por conocer como sería realmente. Pero tenia que esperar.
¿Cómo se defendería su cuerpo con el extraño líquido oscuro?
Bueno lo averiguare ahora mismo.
————————————————————————————————————-
AMANDA
Sentía mi cuerpo débil. Cansado, agotado, delicado, sin sentido. Mareada y exhausta, demasiado malo para ser verdad. Podía sentir como el líquido se pegaba a mi cuerpo, me sentía extraña, no veía luz, veía sombras, negrura, pero luego veía eso blanco, esa luz, convirtiéndose en un gris blanco.
¿Eso es extraño?¿Cómo puedo ver ese color? Siempre es blanco, ¿será normal?
- He visto algo extraño Doctora Fugaz.- dije sin fijarme que me sostenía a la mesa y miraba hacia el suelo.
- ¿Qué fue?
- Una sombra, algo negro y oscuro.
- Fascinante - dijo con una gran ¿sonrisa? - , has logrado eliminar la parte oscura de ti. Amanda serás una gran luz.
- ¿Esto le pasa a todos?
- Si querida. Todos sufren un colapso porque nuestra especie no es solo luz. Tranquila princesa - tomo mis dulces manos las cuales estaban temblorosas por mi rara transformación - , este sera un nuevo comienzo para todos. Serás una buena líder. La mejor.
¿Ser yo una grandiosa capitana? La doctora no sabe de lo que habla. Ni siquiera puedo hacerlo desde el inicio ¿cómo lo hare ahora?
Tiempo después comprendí todo pero era demasiado tarde cuando lo supe.
————————————————————————————-
JOSH
La luz estaba en mi. Yo era luz y jamás sombra. Cuando vi la llama blanca en mi ser lo supe y me sentí tan bien que corría por toda la escuela. Brincaba, saltaba, no quería parar de moverme.
Ahora tenia que buscar a mis amigos para que podamos festejar nuestro comienzo como luces. Los grandes soles que llenaran un mundo de sombras a luz. De oscuridad a día. De algo malo a algo bueno.
Sería el comienzo de algo nuevo. Y mis queridos amigos pertenecían a ello.
Me muero por ganas de estar con ellos y luchar y batallar.
Veo a Amanda salir de la enfermería y esta con una cara distinta a la mía. Al menos eso es lo que observo por su forma de caminar y estar de una manera distinta de las otras veces.
Me acerque a ella preocupado. No tenia esa sonrisa radiante de sol. Se ve diferente. Como si le hubieran dado un veneno a su presencia y estuviera aun presente.
- Amanda ¿estas bien? - dije tocando su morenito hombro
- No como yo quisiera - dijo acercándose a mi y poniendo su cabeza en mi hombro.
A pesar que es mas grande que yo - solo unos cuantos centímetros - le correspondo y la acerco mas a mi cuerpo.
Nos quedamos un momento así hasta que ella decidió apartarse e irse. Pero yo la detengo agarrando su mano como la otra vez y me mira.
- ¿Me contaras lo que te sucede Amanda? - dije apretándole la pequeña mano, para que no se fuera.
- Fue extraño y me siento toda cansada del cuerpo - responde algo agotada.
- Eso lo veo, pero yo me siento genial y con ganas de correr y correr.
- Me alegro Josh - dice cansada - pero yo no. Tal vez la inyección no da el mismo resultado para mi.
- Si quieres hablamos de lo de ayer...
- ¿De qué hablas? - dijo con una linda voz caída.
- Antes de que te interrumpiera la voz de la Directora Estrella, me ibas a decir lo que tenemos nosotros.
-Lo siento Josh, estoy muy cansada. Tal vez lo dejemos para después. Ahora quiero ir a mi habitación.
No le solté la mano. Le dije que si podía acompañarla a su habitación, me preocupaba mucho. Le rogué, incluso le dije que no hablaría de eso, me quedaría en silencio. Ella no quería eso, porque sabia que hablaría, pero de todas maneras acepto de mala gana.
Así que la acompañe hacia su cuarto blanco, durante el camino no hable para nada, la deje con sus pensamientos, aunque cada vez que pasaba el tiempo quería comentarle aunque sea de su estado, sin embargo no hable.
La deje en su cuarto y me fui al Gran Comedor Galáctico, donde mi hermano Axel y Jenny me esperaban para hablar sobre nuestra increíble transformación.
Les comente lo que sentía Amanda, lo que ocurrió durante su tiempo en que la inyectaron, como se sentía. Ellos me prestaron atención y cuando termine hubo un largo silencio.
Pero no duro tanto. Cuando terminamos de comer, nos fuimos hacia nuestro Jardín Espacial y en ese momento recordé a mi querida amiga-hermana. A ella le encantaría estar aquí, es su lugar favorito pues están esas ramas que siempre sueña, pero no los colores. A veces intento imaginar esos colores tan inusuales y creo ver lo mismo que ella.
Ninguno pregunto sobre Amanda durante ese tiempo. Pensé que ellos comprendían más a ella que yo. Pero eso era un error que supe después.
Cuando me fui haciendo grande comprendí que ellos nunca sintieron nada por ella. Mis sentidos me decían a gritos que estaba correcto con esa afirmación pero mi mente me tranquilizaba y me respondía que todo estaba bien.
Estuve por un tiempo un rato más. Pero no dejaba de pensar de como Amanda se sentia.
Mis pensamientos no estaban tranquilos si no estaba ella.
—————————————————————————————————————-
JENNY
Este día no puede acabar. Me siento mal de que Amanda no estuviera con nosotros pero me alegro porque puedo estar con Josh, aunque este también su hermano por un momento sin una chica viendo la oscuridad del universo.
No me sentía tan bien desde el momento que lo conocí. Axel se queda por un rato más pero luego decide que debe ir a su cuarto a arreglar algunos asuntos pendientes. Me alegra que me deje sola con él. Nunca he tenido uno.
Doy gracias a su dichoso destino por hacer esto.
De verdad valió la pena. Así que me acerco a él y le pregunto como se ha sentido cuando recibió la luz, como todos nosotros.
- ¿No te sentiste genial al recibir la luz Josh? - dije poniéndome en su lugar y mirarlo con ojos de viejos amigos.
- Si Jenny, me sentí como si una ráfaga de electricidad me recorriera como nunca. Sentí ser el rey del mundo. Capaz de controlar todo. - dijo un poco fatigado
- Lo sé como si te comieras miles de chocolates - dije entusiasmada y alegre.
- Pero eso no sintió Amanda cuando la inyectaron.
¿En serio? ¿Tenía que hablar de ella? ¿No le basto con lo que nos contó? Necesito alejarlo de esos pensamientos. No es bueno que se preocupe por una chica como Amanda. No me cae mal pero no entiendo como una persona como él puede estar con ella. Deben tener algún secreto o hobby en común. Tendré que averiguarlo pero por lo mientras tengo que distraerlo de la Estrellita.
- No te preocupes, tal vez es solo un bajón, a algunos chicos que conozco le sucedió lo mismo - y no mentía realmente había pasado - se sintieron cansado. Tal vez es diferente ya que tienen un tipo de ... - ¿como podía describirlo sin sonar racista? -Mmm, descendencia distinta. Como son... mmm
- Comprendo lo que dices- dijo un poco razonable
-¿En serio?
- Si tal vez sea cierto.
- Bueno entonces las traes - dije tocándolo y corriendo sin parar
- No por mucho tiempo - dijo persiguiéndome.
Fue un día hermoso. Él y yo solos, jugando como nunca y eso solo lo tuve con él.
Fue el único momento que lo sentí real porque cuando crecí, todo cambio entre nosotros, solo que nunca como lo imagine.
—————————————————————————————————————————————————————-
LLAMADA ENTRANTE DE LA OSCURIDAD
- ¿Cómo te fue con tus chicos Nova? ¿Realmente su cuerpo acepto la energía oscura?
- Estaba un poco preocupada por la chica, se sintió un poco mareada y cansada de lo normal, pero estará bien. Sobrevivió a la primera dosis. Los demás solo sintieron una leve caída. Al parecer nuestra querida niña es fuerte. Tiene más poder que lo que imagine...
- Excelente, veo que hemos hecho un gran cambio. Gracias Nova por todo. Tal vez merezcas un ascenso después de todo.
- Todo por la Oscuridad mi señor. Siempre.
Al colgar el teléfono, nunca me imagine encontrar a la persona que me describía mi gran traidora. Ese tipo de poder es único, si fuera luz, se transformaría para que los súbditos pudieran seguirla, y ser respetada como una líder pero cuando se este usando en esta sustancia negra, será para temerle y seguir su voluntad.
Todo va mejor que lo que planee. Adios Rey Oscuridad. Hola Reina de la Noche de Estrellas.
Pero primero tienes que ser mi dulce Princesa.
No queremos que empiece a volar cuando a penas recibirá sus alas.
Debe ser entrenado, como cada uno de los líderes. Ya no tendré que preocuparme de eso al menos.
Tenemos lo que necesitamos.
Y eso no nos quitara nadie, ni siquiera la querida Estrella.

---------------------------------------------

Capítulo 4. La Risa No es la Misma
Aquí

No hay comentarios: