Páginas vistas en total

Entradas populares de la semana


I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 28 de julio de 2016

Capítulo 8. Sólo para ti

Obra original de Teresa Briseño. No plagios, no copias. 

Capitulo anterior Aquí

Disfrútalo con el pasar del universo
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
JENNY
Este será el mejor día de mi vida. Al fin conseguí una cita con el chico que me encantaba desde que tengo memoria.
Ya había salido con otros chicos antes. Algunos fueron por un simple capricho, para dale celos a Josh - pero él nunca lo vio así -, y otros porque pensé que con ellos lo podría olvidar. Me utilizaban solamente para salir conmigo y presumirles a sus amigotes. Odio a esos chicos. Pero como una tonta caía en sus pies.
No debería pensar en eso. Debería considerarlo como una experiencia, donde sin importar con quien saliera, mi corazón siempre anhelaría a mi luz Josh...
Muy pronto seria la chica oficial de él. Me pongo un poco más de perfume de menta y manzana, como me fascina ese olor, más porque lo relaciono con él. Estoy sentada con mi lindo vestido azul turquesa que me llegaba a las rodillas, con unos lindos zapatos de piso - ojalá hubiera encontrado unos tacones- que combinaban a la perfección, traía mi bolsa donde puse mi lápiz labial y un poco de frescura para mi boca, unas pastillas, dulces y mi celular nuevo.
Solo espero que no llegue tan tarde a recogerme como acostumbra en clase. Faltan unos minutos para salir con mi amor del alma. Salir con ese chico convertido en rubio igual que yo, es de lo mejor que me ha pasado en toda mi vida.
Estoy un poco nerviosa. Pues esta cita marcara una vida llena de alegría y amor con la persona que siempre estaré, luchando contra el mal. Nadie nos separará nunca, jamás de los jamases. Soy tan feliz, soy tan hermosa, soy el todo de cada hombre, pero en especial de uno, de mi querido y amado Josh.
Realmente sigo nerviosa con todo, así que decido llamar a las chicas para relajarme un rato, mientras espero a mi dulce amado ¿por qué tardará tanto?
————————————————————————————————————————
JOSH
Estaba muy nervioso, pues esta sería la primera cita que tengo con una chica, no creo que sea tan incómoda, ya que es mi amiga desde hace un tiempo, pero la intención de salir con una chica es aterrador ¿Debería llevar algún obsequio? ¿Tendría que pagarle todo yo? ¿Después de la cena que haré? ¿Cuando este en su puerta al terminar la despido con un beso en la mejilla o en la boca?
No sé ni cómo vestirme, es tanta la presión que le he pedido ayuda a Amanda para esto. Ella debe conocerla mejor que yo, ha estado mucho tiempo con ella, me dará una mejor apariencia en esta primera vez. 
He intentado que nadie me vea para colarme a su cuarto y ha funcionado, mi velocidad es cada vez como ese superhéroe de los cómics, una simple ráfaga de luz. Ella me abrió y me dejo pasar con mis miles de prendas. Ni siquiera note que estaba un poco desconcertada, pero aun así pudo ayudarme con toda mi locura.
-¿Por qué te preocupas Josh? - dijo Amanda observando mi ropa en su cama - Es demasiado obvio lo que tienes que llevarte - señalo la camiseta que tenia dibujado un smoking con unos jeans negros, parecería una buena combinación después de todo. -En serio, Jennifer debería estar más preocupada de lo que vestirá que tú. De aseguro combinará todo como es típico de ella. Lo bueno es que el negro combina con los miles de colores existentes.
- ¿Jennifer? - pregunte algo confundido porque la llamara por su nombre y ella me miro también con esa misma expresión de confusión. Con esos gestos en la cara mostraba su ternura y duda en frente a lo que dijo.
- ¿Me equivoque de chica tal vez? - dijo con sarcasmo.
- No Amy, solo que... nunca te he escuchado que la llames por su nombre completo. Siempre la llamabas Jenny, tal vez esto se deba a que te estoy quitando a tu amiga, tal vez debería cancelar la cita y...
- No me la estas quitando como amiga Josh - le dijo tocando mi brazo me dirigió a la cama, hicimos la ropa a un lado y nos sentamos, mirándonos de frente -, veras, es solo que realmente no he estado tan unida con ella estos días, debería de dejarla pensar por un rato por la situación que estoy pasando, ella no quiere romperme, es difícil de procesar para todos nosotros. Incluso Axel se esta acostumbrando a eso, el otro día cuando me recogió de la salida y estuvo conmigo en el jardín él...
- ¿Qué dices? - afirme molesto - ¿Él fue a verte? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Qué hacia él ahí contigo?
- Mi primer día de clases de los especiales Josh, no se porque te enojas con él, es mi amigo también, además tú lo mandaste a verme. Claro como tú no te apareciste ese día. - dijo algo que me mato el alma, pero eran ciertas - No te estoy juzgando por no estar cumpliendo tu promesa, que tú te pusiste para reconfortarme, pero no hicimos nada malo. Deberías prepararte ya, de seguro Jenny debe estar esperándote. Si quieres puedes vestirte en mi cuarto personal, claro con la condición que esta vez no toques nada.
- Quiero nada más aclararte que no mande a mi hermano Axel a que te viera, no sé porque te dijo esa mentira realmente - ahora sabía porque me había dicho todas esas palabras ese día, tendré que hablar con él más tarde.
- Entonces ahora debo considerar que estabas en otro lugar y me dejaste en clase especial donde no conocía a nadie y ... - suspiro - no quiero decirlo pero es cierto, me dejaste sola y la verdad no quiero saber donde te encontrabas. Axel considero que lo dijo para protegerte para que no pensará mal de ti, pero así es. Ahora deberías cambiarte e irte de aquí, tienes a una persona de que preocuparte realmente - dijo echándome la espalda.
Me sentí como si fuera a caer. No debería estar enojado con mi hermano, debería dejar que ellos dos estén juntos aunque sea a ratos, pues son amigos como yo con ella, es que pensar que una persona puede dañarla me preocupa mucho.
Y eso que desde ayer yo se lo hice. La verdad estaba a punto de verla, de desobedecer a mi hermano como de costumbre, pero ya se había ido. Imaginé que estaba cansada y decidÍ dejarla ese día y visitarla hoy. No solo la visitaba para que me ayudará, también por algo más.
Cuando camine por los pasillos de ese supermercado - pues planeaba llevarla ahí a Amy cuando saliera - observe un hermoso collar que tenia un pequeño y peculiar objeto en forma de una hoja. Lo fantástico de ese accesorio era que mostraba los sentimientos de esa persona. 
Me acorde de ella más en ese instante. Tenía mi tarjeta de la escuela que nos daban a cada uno para pagar lo que quisiéramos, claro siempre que no fuera tan caro y lo ocupáramos.
Siempre antes de darnos el objeto debemos mencionar la utilidad. Yo por supuesto lo puse en regalo, y con eso me fui directo de la tienda a ponerlo en un lindo sobre morado. Era su color favorito además del verde. Estaba escondido entre la ropa, fui muy cuidadoso cuando yo lo puse en su cama. Yo solo quería traer dos propuestas realmente, pero como llevaba su regalo escondido, escogí otras dos más para taparlo.
Cuando ella fue acomodando la ropa casi me infarto en que lo encontrara en ese instante pero no lo hizo, suerte que estaba hasta abajo y las prendas casi ni les hizo caso, la que le impacto fue esa camiseta de smoking.
Quizás era su favorita de todas. Al menos no era tan vieja que digamos. La compre el día que cumplí mis doce años. Lo malo de esa camiseta es que es un poco grande para mi, pero con el tiempo, según mi hermano, ya querré otra de mayor tamaño.
-Si es realmente cierto - le respondí -por eso deberías saber algo - No volteo a verme pero continúe hablando y agarre la caja entre la ropa-. Te iba a visitar, pero llegue tarde, al final fui al centro comercial y estaba de tienda en tienda, viendo, reservando, hasta que vi algo que me recordó a ti.
En eso se volteo y miro lo que sostenía: una pequeña caja morada entre mis manos y continúe hablando.
- Tal vez no sea lo mejor de todos pero es solo para ti.
Le di la pequeña caja y ella la recibió un poco dudando y nerviosa de saber lo que habría en ese extraño objeto cuadrado. Lo abrió y se maravillo por el objeto plateado de distintos colores. En su rostro ya no había desilusión, era una llena de alegría y perdón.
- Es hermoso Josh. Gracias - dijo observándome sin apartarse de mi rostro.
- ¿Quieres que te lo ponga? - le conteste esperando que me diera el collar para ponérsela sobre su oscuro cuello. Deje su oscuro cabello de lado y le junte las dos cosillas esas. Nunca recuerdo como se llaman, podría decirse que lo enganche. 
Se volteo, dejándose notar su iluminada hoja con un color morado con verde, combinando con su ropa colorida de azul. Hacía destacar el collar de maravilla todo su ser. Todo estaba brillando como si se estuviera transformando, pero no era así. Simplemente se adaptaba a su nueva dueña para conectarse con sus propios sentimientos. Eso me lo comentaron en la tienda. Se ve hermosa.
- ¡TIENES QUE CAMBIARTE JOSH! - me dijo empujando mi espalda hacia el clóset - ¡JENNY TE ESTARA ESPERANDO!
 Y así lo hice, me vestí rápidamente para mi cita, no si antes visitar a alguien para preguntar por algo que me dejo intrigado y preocupado.
————————————————————————————————————————
AXEL
Estaba en mi cuarto azul marino como la galaxia, iluminada por sola una estrella en el techo sobre un gran colchón de telas planetarias. Mi cuerpo no reaccionaba desde el día de ayer. Era demasiado débil, demasiado estancado estaba. 
Me afectaba todo mi alma estar de esta manera ¿debería sentir esto con ella cuando la veo mirar siempre? ¿Realmente estoy flechado por esa chica sin metamorfosis?
No debería ser así, pero no pudo decir que todo es tormento, nada más al inicio. Es esa adrenalina al verla con sus ojos fijos en mi, sin apartarse, lo que me descontrolaba, no me deja pensar en nada más que su aroma, su rostro, sus ojos, sus delicados labios vírgenes que me piden a gritos que los bese. No debería pensar en eso. Es su simple hechizo para distraerme de todo, para que olvide lo que es importante para mi. Lo que me estoy perdiendo de mi vida por estar ella en mi mente.
Muchos dirán que lo que siento es amor, una parte del enamoramiento, pero no es así, ella tiene poderes más allá de lo que vemos, no pueden mandarla a otro lugar porque es demasiado lista para que vean esa maldad pura. Solo conocemos a esa inocencia de chica sin transformarse, sin ni siquiera tener un rayo de luz, que se va convirtiendo en oscuridad y crueldad.
Tocaron la puerta sin cesar haciendo que mis pensamientos sobre la noche hermosa desapareciera de mi mente. Era un sonido demasiado rápido y sin explicación alguna, su sonido eran como pasos sin retorno. Cuando abrí la puerta no me esperaba encontrarlo ahí, ni ha esta hora. Paso al interior del cuarto sin saludar y mirándome con una expresión de cólera.
- Si claro pasa, es tu casa - le dije confundido y cerrando la puerta rechinando.
Me miro con esos ojos cambiados de alegría a un enojo de celos.
- ¿Por qué viste a Amanda el día de ayer después de sus clases?
- ¿Acaso no puedo verla? Es mi amiga tanto como tuya, no tienes derecho a reclamarme nada, ¿por qué te pones así con solo una visita a una amiga de hace años? ¿acaso la ves como algo más?  Porque si es así, es mejor que no salgas con Jenny y le cuentes la verdad...
- No es por eso - contesto dándome la espada y mirando toda mi habitación de lado a lado.
Se sentó en la orilla de la cama y continuo hablando.
-Solo me preocupo por ustedes - suspiro y me miro -, no quiero que nadie sufra.
- Lo entiendo - le respondí sentándome con él a su lado derecho, agarrándole su brazo - , pero debes saber que eso es muy difícil para todos. Nadie sabe lo que nos tocará, pero al menos decidimos arriesgarnos a la vida y vivirla.
En eso nos quedamos un rato en silencio, le dije que no quería sacarlo de mi cuarto pero tenia una cita a la cual llegar.
Y yo un hechizo que fingir.

---------------------------------------------------------------------------

Este libro también lo puedes leer en Wattpad con el título de Luces y Oscuridad con el user de TessaBrise.

Capitulo 9. El Cambio Esta Presente Aquí

Buenas lecturas les deseo. :)