Páginas vistas en total


I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 14 de abril de 2016

Capitulo 6. Siempre lo estaré

La obra es realizada por Teresa Briseño García.

Capitulo anterior Aquí

Disfrútala con una soda ( no a las marcas) jajaja
------------------------------------------------------------


AMANDA
Los profesores me habían llamado. No sabia para que exactamente. Tal vez me castiguen otra vez, he faltado mucho a las prácticas, hecho varias travesuras, pero en estos días ni siquiera me había movido de mis horarios. Estaba empezando a recapacitar, a ver lo que era lo mejor para mi.
Entrenaba a diario con nuestros maestros, daba meditación y yoga para fluir toda la energía de mi cuerpo, recorriéndola en cada uno de mis partes. Incluso lo hacia en mis horas libres. No me molestaba que algunos de mis compañeros tuvieran sus primeros signos de luz como su cabello rojizo o rubio, sus ojos claros azules o claros verdes; solo son pequeñas señales, pero no eran el verdadero color de su destino.
Yo a pesar de tantos años, quería impedir este destino, no quería esperar más, sabia que tarde o temprano me llevarían a esas clases. Sabia lo que ocurriría, pero no los capto hasta que es demasiado tarde, cuando la realidad esta en frente de mi.
No quería estar en esas clases. Porque sabian lo que significaban para todos. Una burla. Una gran estupidez. Porque nuestro gran cuerpo es tan "poderoso" que aleja la luz. Antes veía a estos chicos, ellos ya no se mezclaban con los otros, ya no eran dignos de estar con ellos.
Eso a veces me preocupaba. De por si ya no estoy tan unida a los chicos, esto les dará aun la razón del porque no deben juntarse más conmigo. Solo si sobrevivo a todas las pruebas seré digna de su perdón y podrán aceptarme.
Pero solo de una persona estoy angustiada.
Estoy en la puerta azul del salón de maestros. Toque la delicada pared de madera y una voz dulce me dijo que pasará. Era la hora de mi nueva vida.
Los maestros están en circulo, mirándome solo a mi, estaba una mesa con un pastel, todo el mundo se empezó a sentar y en el centro se encontraba la directora Estrella. Observaba cada rasgo con sus delicados ojos verdes pasto, su cabellera rubia como los rayos del sol y su piel tan delicada y suave conservando su fino rostro.
Ella no daba ningún temor, daba el signo de esperanza, una en la cual tu seguías luchando a pesar de las adversidades. Por eso es nuestra directora, por el aura que transmitía a cada uno de los chicos, incluso en sus momentos más oscuros.
Eso me transmitía ella ese día.
- Es un gusto tenerte aquí Amanda.
- Gracias Directora Estrella - dije un poco nerviosa - ¿por qué estoy aquí?
- Quisiera que fuera por buenas noticias - respondió seria - pero no es así. Tu condición no ha sido buena durante estos años. Creo que lo mejor sería que cambiaras de clases y te unieras al grupo de los especiales...
- Sabía que pasaría algo así.
-¿Lo viste? - dijo, pues no debía hacerlo. Solo esos poderes aparecen cuando llegamos a la transformación. Si sabían de nuestros poderes, nos mandaban a un lugar donde nos transformarían en luces y combatiríamos a esa temprana edad. O eso rumoreaban los estudiantes y maestros. No sabíamos a donde iban pero cuando regresaban eran otros.
- Lo sospechaba mi Directora. - le mentí a medias -, ver que tus compañeros tienen algo de luz mientras que tú aunque medites y hagas todo lo que sea, la energía de luz no llega. Eso es ...
- Lo entiendo, yo también pase por eso Amy, - dijo, algo que me sorprendió - se como se siente ver a los demás lucir como pequeñas luciérnagas volando sobre ti - se acerco un poco más a mi - es duro y te sientes débil a pesar que tu cuerpo es fuerte, con el entrenamiento correcto podrás ser uno de ellos, de nosotros, es difícil ver a tus compañeros irse y desvanecerse cuando estas en esta etapa, se alejan porque no quieren sufrir, pues las consecuencias del tratamiento son engañosas y no siempre funciona, pero te ayudará esto lo sé.
Toco mi cara y se deshizo de la lágrima en mi cuerpo. Ni siquiera la había sentido si ella no la hubiera tocado. Y sin querer, me deje llevar y la abrace, pues ese sería un camino muy complicado.
Porque no sabría si pudiera lograrlo; si lograría salir con vida.
-----------------------------------------------------------
JOSH
Nunca pensé que le diría esto a Jenny. Me gustaba desde hace tiempo. Un año, la vi diferente. Algo más luminante.
Pero estaba nervioso. La vi diferente día a día, pero no sabía si eso me gustaba o era algo que quería desear. Cuando observe su cara, su actitud cambio, como si la furia se fuera, la mascara se deshizo y se convertía en una nueva Jenny.
Fue emocionante decirle eso. Me gustaba. La adoraba. Podía vivir con ella con ese sentimiento mutuo, aunque debo reconocer que ella ve más que eso. Yo no puedo. Quiero intentarlo con ella, ver si esos sentimientos fluyen, ver si soy digno de ella. Porque los sentimientos que siento por esa chica sin transformarse son reales.
O al menos eso creo.
Este nuevo cambio de vida, será algo donde nos uniríamos más. No sé como comportarme, solo sé que debo estar más tiempo con ella, claro darle preferencia, darle regalos y esperar que esos sentimientos crezcan. Pero también necesito una chica que me ayude con esto. 
Son complicadas y no sabría si darle algo en los días siguientes o no sé. Estoy demasiado nervioso y es la primera relación que tengo. Ya le dije que tendríamos nuestra primera cita dentro de dos días, y a pesar que nos conocemos, esta vez, debo profundizar más con ella.
No sé si hablarle de mis profundos recuerdos, solo lo sabe Amy, ella conoce más cosas que Jenny. Tal vez debería preguntarle a ella, o será mejor que no. Porque si lo hago, tendría que explicar mi extraño poder, mi drástica habilidad para mejor con reconocer cuando las personas me observan y presentar su aura...
- Josh, necesito que me des una Patada Universal con Max - dijo el entrenador.
- Si señor.
Aunque desearía más si tuviera el poder de concentrarme más, pero no me preocupo. Soy demasiado bueno con estos entrenamientos. Al inicio vemos Karate y Kung Fu, para enseñar a defendernos y tener una buena disciplina, pero sobre todo para estar preparados para la lucha espacial. 
Nos enseñaban en tierra, para mantener un buen equilibrio, pero todo cambia en los exámenes. Nos enfrentamos a cada uno, el que salga sin casi ningún rasguño, supera las pruebas y puede seguir el curso, los otros se quedarían.
Eso es lo que le paso a mi hermano. Se dejo vencer, para estar conmigo. Pero los rumores dicen otras cosas. ¿Serán ciertos? Yo no los creo porque mi hermano me dice cualquier cosa, aunque yo le estoy ocultando con Amy, la cual todos dicen que le gusta, ella sabe todos mis secretos y yo los suyos. 
Debería dudar, necesito pruebas para conocer la verdad, porque me preocupan que ellos puedan destruir esta buena amistad. Pero no puedo pensar así ahora, porque yo la estoy destruyendo al intentar algo con Jenny, le estoy quitando una amiga a Amanda, la buena Amanda, que piensa ahora que todo el mundo la ha dejado.
Intente entrenar con mis compañeros. Una patada, arriba, la otra, voltereta, abajo y en su santiamén, tengo a mi contrincante en el suelo. Es fácil, mis habilidades han crecido, intento actuar normal y dejo que me golpe, que me hiera, porque no deseo estar en otro lugar, como otros que ya lo están. 
Dicen que es lo máximo que puede pasarte, estaríamos ahí Amanda y yo si no fuera por nuestros amigos. Solo deseo verlo a todos juntos, como antes. Las clases terminaron y espero con mis compañeros una buena ducha caliente, comentando lo suertudo que soy al tener la chica más hermosa de toda la Academia Galáctica.
Yo la verdad los dejo ser, y acepto los halagos, pero yo no le veo nada diferente, muchos pensaron que me quedaría con Amanda y tendríamos una buena batalla con mi hermano por ella, ¡que locuras dicen todos!
Me sorprendo como todos cambian a mi alrededor, ya no son los mismos chicos que nos comparaban con JAJA, son chicos diferentes, convirtiéndose cada uno en un capitán, en un soldado, moldeando en luz. 
Me alegro mucho, incluso mi hermano es diferente. Se ve que será rubio como yo, solo que el más oscuro, un poco más rubio con café y yo un rubio como el sol de nuestro gran universo.
Después de terminar, no sé que hacer con mi día. Tal vez podría ir al jardín o ir a la sala de cine, pedir un capuchino natural y ver la película de estreno, mi hermano menciono que tenía cosas que hacer y con Jenny no me puedo unir ya que la tengo que ver dos días después, porque ella antes me dijo que tenía planeado ir de compras con nuevas amigas e invitaría a Amanda, así estaría solo, pero no lo fue.
Tenía que ir hacia el pasillo y me encontré con una simpática chica de pelo negro. Conocía ese cabello y esa presencia de menta limonada. Pero presentía un mal momento, su aura mostraba algo azul, con negro.
- ¿Qué te sucede Amy?- dije acercándome a ella. Parecía preocupada. - No te vi en el entrenamiento.
- Me transferirían a otras clases - respondió, observando la nada.
- ¿Descubrieron lo que haces?
- No Josh, ese tipo de clase no, otras, unas ... especiales. Lo peor de todo, es que yo sabia lo que ocurriría, intenté de todo pero no funciono. Mi cuerpo no me permite ser una luz a voluntad.
- No digas eso Amanda, esto no es nada de malo - me acerque un poco a ella e intente que me mirará. Ahora yo era más alto que ella, unos centímetros. La abrace y le dije - Solamente tu cuerpo responde diferente, todo estará bien.
- Mentira - dijo alejándose de mi y dándome la espalda - . Te alejarás como todos uno por uno. Me quedaré sola porque lo he visto, lo sé. Al final nadie se dará cuenta de mi existencia. No tienes que mentirte más. No me hago la víctima, es simplemente que así la realidad me golpea. Tal vez por eso tengo este poder, sería más fácil decirle a la Directora Estrella mi situación y me mandarán a esas escuelas...
- Amanda, no hables de esa manera. - dije agarrándole de los hombros - , nadie quiere que lo hagas, al menos yo. Si te vas de aquí, no se que sería de mi vida, tal vez siga y pueda mantenerme, con mis amigos pero no será lo mismo sin ti. Hemos pasado muchas cosas juntos, como cuando atormentamos a la señorita Cometa con una cucaracha espacial, incluso hicimos una imitación del insecto - reí al recordarlo - y la maestra grito como nunca y cuando pusimos tierra en el gimnasio o cuando pusimos toda la ropa de los estudiantes en el jardín mientras se estaban duchando.
"Yo siempre estuve en esos momentos de travesura, diversión y castigo. Estuve siempre a tu lado, siempre lo estaré, pase lo que pase. No importa si ahora tenga una novia pero siempre lo estaré.
- ¿Estás seguro de hacer esa promesa? - dijo mirándome a los ojos, a esos ojos cafés que no se transformaban pero me gustaban.
- Si Amanda, te prometo que estaré siempre a tu lado hasta tu último suspiro.
En eso nos abrazamos y nos quedamos por un tiempo así. Sin preocuparnos quien nos viera o no. Pero debi observar ese día. Aunque no me hubiera afectado ese momento hasta después.
Me despedí de ella y me fui directo a mi habitación. Si la retenía más tiempo, no podría ir con Jenny a comprar cosas. Al menos me alegro que este con ella. Me ayudará con esto. Tengo varias ideas y ella me comunicará todo esto. Tal vez no sea tan malo este cambio.
---------------------------------------------------------------
AXEL
Ver a mi hermano con esa persona, me ponía de malas. Más escuchando lo que prometía, porque ahora él estaba en una buena relación. Pero al ver que ya se separarían por un tiempo aunque no de otra escuela. Me hubiera gustado, no tengo pruebas de que hablaba mi hermano, así que me tendré que conformar mientras ella va a las "clases especiales". Tengo que avisarle a Jenny, ella le gustaría mucho la idea.
Me fui al pequeño centro comercial, estaba cerca de la escuela. Lo pusieron hace tres años, esos once años fueron geniales compartiendo helado, jugando con la fuente, mojándonos cada extremo de nuestra ropa, viendo la ropa hecha de la Tierra y sobre todo la tecnología de antes. Sus celulares, computadoras eran cosas extrañas, demasiado grandes para nosotros. Ahora todo cabe en nuestra palma, tenemos un solo aparato para esos usos.
Yo suponía donde estaba, si no, podría localizarla con mi rastreador. Su presencia no era tan única como otros, pero podías reconocerla si solo tienes tu objetivo en esa persona. Sabia que estaría comprando ropa para su primera cita con mi hermano. Creo que fue honesto con ella, pero un instinto me dice que no del todo.
Dejaré que pase el tiempo, como esta vez le dije a Jenny, el chico necesitaba crecer un poco. Y lo ha hecho. Solo espero que no me gane de altura. Aunque eso no me afectaría mucho. 
Estaba en esa tienda de ropa con varias amigas suyas, intentándola ayudar a verse bella, escogiendo zapatos altos y muchos vestidos. ¡Qué complicadas son las mujeres! Agradezco a Dios ser hombre, todas esas cosas de chicas son ... ni tengo palabras para decirlo. Tengo que apurarme a decirle la noticia a ella e irme de aquí.
- Jenny ¿puedo hablar contigo un momento? - dije jalándola a un lugar donde estuviéramos solos y las chismosas de sus amigas no escucharán. De todas maneras se enterarían tarde o temprano.
- Un hola no estaría mal cada vez que nos veamos - dijo irritada me soltó mi mano después de que me detuviera y me miro - espero que sea demasiado bueno lo que me dirás, estoy comprando nuevas cosas para ver a mi NUEVO - lo remarco más esa palabra - NOVIO, ¿ahora te tengo que llamar cuñado?
- No lo hagas, me sentiré demasiado viejo - dije - pero no te aleje de tus "necesidades" por eso, sino para darte una gran noticia, la cual gritarás por eso podré mis manos en las orejas cuando lo diga. ¿Lista? - asistió y yo puse mis manos en mis orejas - Amanda tendrá clases especiales.
Al inicio se quedo en shock, pensé que se alegraría, pero antes de decirle una cosa y desprenderme mis manos, ella empezó a gritar. Genial, ahora me quedaré sordo.
-¡¡¡¡¡AAAAAAAAA!!!!! ¡NO ES POSIBLE! ¡BUENO SI LO ES PORQUE ELLA NUNCA TUVO UNA MUTACIÓN DESDE AHORA PERO..... ! - respiro pero siguió gritando -  ¡¡¡¡¡AAAAAAAAA!!!!!.
-Es la mejor noticia que me han dado. Lo celebraré con las chicas, aunque claro, debió estar aquí ella también pero la distancia ya estaba hecha hace tiempo. Odio mentirle a mi NOVIO pero no puedo romperle su corazón tan pronto. Sabes Axel, eres un gran amigo. Adoro a tu lindo destino y si me disculpas tengo una buena noticia para todas mis amigas y mis contactos. Nos vemos luego, ... - por favor que no lo diga - cuñado. 
Y antes de que pudiera defenderme se fue corriendo. Al menos estaba feliz. Ojalá no fuera tan gritona. Ese es el único defecto que tiene ella. Lastima que no fuera mi tipo.
Así me aleje de aquel cierto comercial con una cierta amargura. O al menos eso lo sentí ese día. Necesitaba ver a la enfermera antes. No vaya a se que realmente ya no pueda escuchar por esa chica. 
------------------------------------------------
LEJOS DE AQUELLA ESCUELA. CERCA DEL PLANETA ROJO
- Mi señor de la oscuridad, dueño de mis pesadillas y de mis lamentos, aquí su esclava Nova esta para servirle y darle una nueva noticia negra.
- Adelante mi fiel esclava dime ...
- La chica ha reaccionado de maravilla con la dosis, su cabello es más negro, más azul, más poderosa...
-¿Dijiste azul?
- Si mi Señor Oscuro. Tiene dos colores, solo que el azul es tan oscuro que se confunde. Tenemos un duo entre nosotros señor. Pensaba que Estrella me mandaría a investigar pero no sucedió eso. Obtendremos a su mejor arma sin que lo esperen.
- Muy bien Nova, entonces empieza a "tratar a tu paciente como debería ser" - dije con una gran sonrisa. 

-----------------------------------------------------

Capitulo 7. Los especiales Aquí

No hay comentarios: