Páginas vistas en total


I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 30 de julio de 2015

Capitulo 10 Parte 1

Los derechos son propiedad de Disney.

Capitulo anterior Aquí

Disfrútalo con una nieve derretida

----------------------------------------------------------

Zazil Ha

No podía dormir otra vez. Confesarle a John sobre mi origen no fue tan terrible como lo imagine.

Pensé que se burlaría primero de mi, después me vería y lo pensaría por un tiempo y se alejaría como si no fuera verdad, pero no fue así.

El tacto de su cuerpo aún no se ha ido de mi mente, siento que sus profundas manos aún tocan mis cabellos, mis manos tocando su espada, oliendo su esencia saldada; por una vez en mi vida estaba tan cerca de él de esa manera, necesitaba de su presencia, como aquella vez, hace un año.

Su caricia, su cercania. Que mal que él no pueda recordar eso. Al menos ese momento todavía será un secreto, aun.

Me hubiera gustado estar siempre de esa manera con él, pero apenas nos desprendimos cuando Will Jr. vino hacia nosotros. Me sentí avergonzada por un momento y trate de alejarme lo mas pronto posible. La verdad es que no volteé a ver a John después de eso.

Will nos miro con cara de pocos amigos. La verdad él ya tenia sus sospechas conmigo sobre si había algo. No creo que nos haya visto pero la idea de que el me observara con él, me hacia sentir culpable, como si fuera alguien importante en mi vida y no un extraño que entro en este lugar con su madre.

Ahora es un conocido, pero su presencia me hace recordar siempre las olas del mar.

Desde que los vi, no he podido quitarme de la cabeza ese sentimiento.

Oscureció, y yo estaba sola, sin ninguna compañía, no me di cuenta cuando todos se fueron a descansar, a excepción de los marineros que estaban borrachos o poniendo el barco en marcha.

Con las luces estrelladas en el cielo, me di cuenta de las cosas que aprendi este año. De las cosas que descubrí, de las cuales no pude creer desde un principio.

Era demasiado obvio que mi verdadera madre era Elizabeth, pero no encajaban todavía partes sobre mi. Como el cambio de color o mi piedra del interior.

Esas cosas solo la sabe una persona.

O al menos eso es lo que quiero creer, ya que ninguno de los piratas las tiene.

Que equivocada estaba en ese entonces.

Creyendo que solo me podría dar ella la respuesta que tanto anhelaba.

------------------------------------------

Las nubes cambiaron el ambiente del día.

Era el momento de regresar a la rutina.

Me levante como de costumbre, estando tensa otra vez, pues sin darme cuenta dormir de nuevo afuera de mi cuarto.

¿Qué será de ese pedazo de madera? ¿Aún tendré algo que me ponga?

Tanto fue mi curiosidad que fui directo a el. No era muy común de mi tener la misma ropa los últimos tres días pero respecto a la situación, no lo dudaría ningún segundo en pensar sobre eso.

Antes de la batalla que hacíamos todas las mañanas -pues no las cambiarían aunque me rompiera el brazo -, entre a mi habitación intacta. Mi cama estaba tendida y no había nada fuera de la cajas, como si nadie viviera en ese rincón, a lado estaba un buró con una vela y del otro lado izquierdo un armario.

Mire mi armario y saque uno de los trajes de combate negro que robamos la otra vez. A pesar que Jack todavía dice que vamos a tomar prestadas las prendas, yo le sigo el juego. Creo que a veces se le olvida que ya crecí y no me creo más sus mentiras.

Me cambie rápidamente colocando cada uno de las protecciones para no herirme más de lo debido y puse la vaina la espada y escape de ahí, dejando mi ropa sucia en un espacio para que fueran por el y me aleje del oscuro pasillo.

Del silencio anterior cuando entre a mi habitación ya no existía. Solo los ruidos de los marineros y piratas cerca de ahí.

Los cuales me esperaban para una cosa.

Luchar.

-------------------------------------------------

JOHN

No había sido capaz de verle a la cara otra vez.

Pero no podía evitarlo porque se veía tan hermosa con ese traje.

Su cuerpo captaba cada detalle de ella y así resplandor esos ojos azules olvidando sus pequeñas cicatrices en el exterior.

Y ella correspondía a mi mirada. Como si aquella rivalidad no hubiera existido. Que lo que pasamos años siendo niños era tan solo cosas ínfulas, todo era distinto. Ahora sabia que mis sentimientos era correspondidos. Sin embargo, su corazón añoraría más el mar que mi propia vida.

Todo podía seguir de esa manera. Sin ninguna pelea que realizar esta mañana, sin ningún intruso en la vida.

Pero nuestros tutores estaban cerca de ahí. Y debíamos seguir la rutina de hace tiempo.

A pesar que nuestros invitados no conocían la tradición de este barco, se enterarían que enfrentaríamos un combate. Uno que estábamos acostumbrados a dar desde que subimos a este barco.

Deberíamos luchar como de costumbre. Barbossa, mi gran tutor nos hablo como todas las veces antes de enfrentarnos, mientras nosotros nos colocábamos en posición.

- Ya conocen las reglas - dijo seriamente para luego observar a Zazi con desprecio - y conoces cuales será el castigo si las rompen ¿Están preparados?

Los dos nos cruzamos las miradas de hito en hito, agarramos nuestra espada y las pusimos en nuestros rostros para luego ponerlas una con la otra cruzados.

- Listos - se alejo Barbossa de nosotros colocándose con sus invitados para que no se interpusieran en la pelea termino con sus finas palabras - ¡A PELEAR!

Y con eso, se inicio nuestro combate de las mañanas.

---------------------------------

Y con eso les dejo mis queridos lectores.

Hora estos últimos días de vacaciones me siento tan inspirada.

Tan buena para dejarles este fragmento.

Prometo que lo más pronto posible les daré la tercera parte de La Dama y El Vago para que si les interesa puedan leerlo o lo relean para que no se olviden de nada.

Espero que me comprendan y tenga un comentario de ustedes.

Buenas lecturas les deseo.

Capitulo 10 Parte 2 Aquí

No hay comentarios: